jueves, 30 de noviembre de 2017

¿Te acuerdas de Egil Östenstad?



- Se hizo muy popular al participar en la Premier League inglesa con equipos como Blackburn Rovers, Southampton y Manchester City, pero también jugó en la máxima categoría escocesa como miembro de los Rangers de Glasgow. Con el Viking noruego se dio a conocer y años después dio por finalizada su carrera.
Durante doce años representó a una selección de Noruega que llevaba más de cincuenta años sin disputar una Copa del Mundo, y durante su época como futbolista logró hacerla mundialista junto a otros jugadores como Solskjaer, Jonstein Flo y Thorstvedt, entre otros.

Egil Johan Østenstad (Östenstad) nació en Haugesund (Noruega), el 2 de enero de 1972. Mientras cursaba sus estudios empezó a jugar al fútbol en el Torvastad IL. A todo esto, Egil fue compañero de clase del escritor Tore Renberg, quien se inspiró en el futbolista para una nueva obra: "Mannen som elsket Yngve".

Fue uno de aquellos primeros atacantes que vimos actuar para la selección noruega, aunque tampoco tuvo mucho tiempo para demostrar su talento realizador. Sin embargo, Östenstad sí pudo golear en su experiencia a nivel de clubes, sobre todo en los inicios de su vida deportiva.
Era un delantero letal, un goleador que no daba tregua a las defensas rivales con constantes movimientos dentro del área. Actuaba con oficio y casi siempre se movía en solitario como punta de referencia. A veces se le ha visto actuar como mediapunta, pero su fuerte era buscar el gol, siempre actuando lo más arriba posible.

Después de formarse en el Torvastad, distrito de Karmøy, Egil ingresó en las filas del Viking a comienzos de los noventa, donde permaneció seis temporadas jugando a muy buen nivel y alcanzando la internacionalidad con el equipo nacional de Noruega.

El atacante noruego ya había ganado muy buena fama en la Eliteserien al convertir 54 tantos en 128 partidos, por no hablar de sus primeras apariciones con la selección. Sus primeros pasos fueron seguidos de muy cerca por varios clubes europeos, llegando desde Inglaterra una suculenta oferta para ingresar en las filas del Southampton.
Graeme Souness se había interesado en el noruego y éste se incorporó al equipo para debutar en la Premier League el 13 de octubre de 1996, en un encuentro frente al Coventry City. Tres jornadas después convertiría su primer gol en la competición inglesa.

Durante tres campañas llegó a marcar 29 goles en 96 apariciones con el Southampton, equipo que abandonaría a finales de la década para fichar por el Blackburn Rovers, donde volvería a coincidir con el técnico Souness.

Sus inicios en la escuadra de Ewood Park fueron bastante buenos, llegando a hacer un doblete en su segunda aparición liguera. Sin embargo, la estancia de Östenstad en el Blackburn Rovers fue en decadencia, ya que pasó de ganarse la titularidad a ser relegado al banquillo. En cuatro temporadas hizo doce tantos en 62 partidos de liga.
Durante el curso 2001\02 estuvo media temporada en el Manchester City, con el que solamente jugó siete partidos de liga antes de desvincularse de la entidad de Lancashire en 2003. Antes de retornar a Noruega probaría suerte en Escocia.

Jugó para el Glasgow Rangers durante la temporada 2003\04 sin la suerte de poder hacer gol en la liga escocesa. Al final del ejercicio abandonó el club para retornar a su país, para concluir su carrera deportiva jugando en el equipo que le convirtió en profesional. Haciendo sus últimos tantos para el Viking, Östenstad anunció su retirada en 2005.

Lance de un partido entre Inglaterra y Noruega en el que vemos a Östenstad manejando el balón.

- En 1993 tuvo su primera aparición con la selección de Noruega en un partido amistoso frente a las Islas Feroe, en el que además marcó sus dos primeros goles. A partir de entonces siguió entrando en las convocatorias de su tocayo Egil Olsen, quien dirigió al combinado nórdico durante buena parte de la década de los noventa.

Östenstad participó en un total de dieciocho partidos internacionales en los que convirtió seis goles. Acudió al Mundial de Francia 98 y siempre figurará como uno de los goleadores más eficientes de la selección noruega.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

De cerca: Erkan Zengin.



- Jugador de origen turco que lleva una amplia carrera deportiva desarrollada entre el fútbol sueco y el turco. De jugar en todas las categorías inferiores del Hammarby pasó a debutar en la Allsvenskan, y de ahí a jugar en equipos otomanos como el Besiktas, el Trabzonspor o el Eskişehirspor, en el que tuvo diferentes etapas.
Tiene dos nacionalidades, la sueca y la turca, y ha jugado para ambas selecciones, aunque su debut absoluto llegó con el equipo nacional de Suecia, con el que ya acumula más de una veintena de participaciones internacionales.

Se llama Erkan Zengin y nació en la ciudad de Kulu (Turquía), el 5 de agosto de 1985. De padres turcos, este centrocampista pasó gran parte de su vida en tierras nórdicas comenzando a jugar al fútbol en las secciones inferiores del Hammarby TFF.

Zengin es un jugador de banda, un rapidísimo carrilero que bien puede jugar como interior o extremo, posiciones en las que destaca por sus magníficas asistencias al área y su gran desborde. Indistintamente puede jugar por la derecha como por la izquierda, aunque le pega mejor con la derecha.
Posee un potente disparo y es muy eficaz de cara al gol. No basa todo su juego en la velocidad, ya que también sabe mover el balón y asociarse a sus compañeros para buscar el peligro en el área rival. Es puro talento.

Desde finales de los noventa ya destacaba en el fútbol sueco. Ingresó en las filas del Hammarby y subió al primer equipo en 2004 para debutar en la máxima competición sueca. Sus 23 apariciones con el equipo filial le llevaron a ganarse el derecho de competir en la Allsvenskan, en la que casi jugó un centenar de partidos y anotó ocho goles.

En su último año de contrato con la disciplina de Estocolmo se fue cedido a Turquía para jugar en el Besiktas, en el que tuvo tres apariciones ligueras antes de ser comprado por el club turco. Pero Erkan no tendría más posibilidades en su siguiente temporada, por lo que se decidió desde la directiva buscarle un equipo en el que jugar como cedido.
Durante una temporada con el Eskişehirspor convenció bastante. Participó en doce partidos de liga e hizo un par de goles, y su gran rendimiento hizo que los dirigentes del conjunto de Eskişehir compraran sus derechos federativos.

Tuvo cinco temporadas muy buenas en su nuevo club. Erkan compitió a muy buen nivel y concursó en 145 partidos de liga en los que sumó dieciocho goles en la liga turca. En 2015 no seguiría vinculado al equipo, aunque no cambiaría de país.

Ya conocido internacionalmente por su reciente debut con la selección de Suecia y sus primeros pasos con las secciones menores turcas, Zengin se incorporó al Trabzonspor en el verano de 2015, con el que siguió compitiendo en tierras otomanas a un nivel impresionante. Sin duda fueron los mejores años de su carrera.
En el Trabzonspor estuvo durante el curso 2015\16, en el que tuvo cuarenta apariciones y sumó tres tantos. Sin embargo, el mediocampista de Kulu retornaría al Eskişehirspor tras firmar contrato el 28 de julio de 2016.

Actualmente sigue jugando para este equipo en el que sigue figurando como uno de los mejores jugadores del equipo. Erkan Zengin parece haberse estabilizado en su propio país mientras continúa jugando para la selección sueca.

Después de jugar para las categorías inferiores de Turquía, Zengin comenzó a jugar para Suecia.

- Sus inicios internacionales los vivió jugando para la selección de su Turquía natal. Jugó para los equipos Sub-16 y Su-19 hasta empezar a jugar para el equipo nacional sueco, empezando su formación en el equipo Sub-21.

Erkan Zengin no tardaría en llegar al equipo absoluto de Suecia, con el que debutó el 26 de marzo de 2013 en un partido frente a Eslovaquia en el que jugó como titular. Desde entonces contó con varias convocatorias y participó en veintiún partidos internacionales, haciendo tres tantos a lo largo de su experiencia internacional.

martes, 28 de noviembre de 2017

¿Te acuerdas de Kim Christofte?



- Siempre será recordado como uno de los viejos héroes de aquella selección danesa que se coronó campeona de la Eurocopa de Suecia en 1992. El formó parte de esa victoriosa escuadra siendo ya un veterano futbolista que sorprendió a muchos junto a sus compañeros tras vencer en la final a Alemania.
Su carrera se desarrolló en ligas como la belga, la Bundesliga alemana y la suiza. En su país natal también hizo historia jugando para el Brøndby, equipo para el que colaboró en la conquista de su primer campeonato de liga.

Su nombre completo es Kim Piitala Christofte y nació el 24 de agosto de 1960 en la capital danesa de Copenhage. En Sjælland comenzó a dar sus primeros pasos futbolísticos jugando para el Ølstykke F.C., donde desarrollaría parte de sus inicios como juvenil.

Podía desempeñar labores de centrocampista en banda, principalmente como interior, jugando tanto en un lado del campo como en el otro. Pero Christofte era más bien un jugador de carácter defensivo, un lateral zurdo que en alguna ocasión también jugó como central o pivote defensivo. Eso sí, como profesional siempre fue carrilero.
No era excesivamente técnico pero sabía tocar el balón. Fuerte y dinámico, este zaguero peleaba balones como nadie y subía la banda para hacer buenas asistencias. La buena colocación y sus férreos marcajes le convirtieron en un jugador muy interesante.

Después de formarse en el Ølstykke entró a formar parte del sistema juvenil del Brøndby, club con el que terminó de pulirse para acabar debutando como profesional. En 1979 tuvo sus primeras apariciones en la Superliga danesa.

Kim formó parte de un Brøndby histórico, un equipo que empezaría a ponerse de moda en Dinamarca al conquistar su primer campeonato de liga en 1985. Pero antes de conseguir tal hazaña. el defensor capitalino estuvo jugando en la liga belga como miembro del KSC Lokeren, donde cumplió con 27 participaciones en su primera experiencia en el extranjero.
Volvió a Copenhage para hacer historia con el conjunto de Brøndbyvester, formando parte de un equipo en el que figuró como titular. Con aquella magnífica temporada conseguiría tener sus primeras apariciones para el equipo nacional de Dinamarca.

Pasó por España sin mucho que decir durante su corta estancia en el Málaga. De ahí se marcharía a Suiza para incorporarse al Wettingen, donde estaría temporada y media contando con escasas apariciones en la liga helvética.

Christofte retornó a su Dinamarca natal para ingresar en el Odense, con el que tuvo una buenísima temporada en la que participó en 34 partidos de liga e hizo dos tantos. Su corazón le devolvería al equipo con el que más gloria alcanzó, un Brøndby en el que volvería a jugar por cuatro temporadas más.
Mientras llegaba a la veteranía fue viviendo el momento cumbre de su carrera. A su exitosa participación en la Eurocopa de Suecia hay que añadirle dos ligas más con el equipo de su vida, el cual abandonaría en 1992.

Entonces se fue a Alemania y fichó por el F.C. Köln, con el que debutó en la Bundesliga y concursó en casi cincuenta partidos. Tras un breve paso por la liga belga con el Lierse, marcado por las lesiones, Christofte regresó a su país natal para cerrar su carrera deportiva en el mismo club que la empezó, jugando en la segunda división danesa para el Ølstykke.

Lance de aquella final entre Alemania y Dinamarca en la que Christofte formó como titular.

- Como internacional tuvo diecinueve apariciones con la selección danesa tras jugar para las secciones menores, en la categoría Sub-21. Kim Christofte hizo un gol durante su etapa internacional desde que debuto para el equipo absoluto en 1984.

Él es uno de los héroes de la llamada "Dinamita Roja" que entró en la Eurocopa de 1992 por casualidad. Fue uno de los jugadores más destacados del equipo, marcan do el lanzamiento final en la tanda de penaltis frente a Holanda que llevó a su equipo a soñar en la final. Titular en la final, Christofte siempre podrá presumir de haber sido uno de los artífices de aquel campeonato que figura como el único trofeo de gran importancia ganado por la selección danesa.

lunes, 27 de noviembre de 2017

De cerca: Jussi Vasara.



- De momento solamente ha tenido una oportunidad con la selección absoluta de Finlandia, obtenida en 2013 para participar en un compromiso amistoso. Anteriormente jugó para todas las secciones inferiores del combinado suomi, llegando a participar en el campeonato europeo Sub-21 de Suecia 2009.
Jussi Vasara es un mediocampista que jamás cruzó la frontera finlandesa para jugar en clubes extranjeros. Su experiencia a nivel de clubes se desarrolló plenamente en la Veikkausliiga, en la que vistió la camiseta de equipos como el Honka y el SJK, entre otros.

Nació en la capital finesa de Helsinki el 14 de mayo de 1987. Es hermano menor de Vesa Vasara, otro ex-futbolista profesional que le aportó mucho a lo largo de su carrera y que también llegó a representar a la selección nacional.

El menor de los Vasara es un centrocampista que puede cumplir con varias funciones. Su posición ideal es la de mediocentro defensivo, en la que se emplea con garra y firmeza para robar muchos balones y repartir juego. Su brega y entrega son admirables, y es un gran director de orquesta que raras veces pierde la posición.
Puede actuar un poco más adelantado sin desentenderse de sus labores defensivas, aunque también ha llegado a demostrar que es muy útil por la banda derecha jugando como interior. Para ser más bien de tareas defensivas, Jussi tiene mucho gol.

Su carrera se inicia en la cantera del Malmin Palloseura, al que se incorporó a finales de los noventa para permanecer allí cinco años participando en varias categorías del club. Concluyó su formación jugando en las secciones menores del HJK de la capital finlandesa, del que se marcharía ya preparado para debutar como profesional.

Dio sus primeros pasos por la máxima categoría finesa durante el curso 2004\05 como miembro del MPS, equipo que abandonaría en 2005 para fichar por el Klubi 04, el filial del HJK. Mientras estuvo jugando en este equipo, su hermano Vesa se hallaba en la primera plantilla como uno de los veteranos más destacados del equipo.
Abandonó Helsinki para trasladarse a Espoo y así fichar por el F.C. Honka en 2007. En este destacado club pasaría siete años de su carrera deportiva, donde por cierto, también coincidió con su hermano mayor.

Con el Honka consiguió su estreno internacional con el equipo absoluto de Finlandia en 2013. Vasara demostró su mejor fútbol participando en 182 partidos de la Veikkausliiga, en los que además marcó un total de 34 goles. Hay que recordar que en su primera campaña estuvo jugando para el Hämeenlinna, con el que solo tuvo cuatro apariciones antes de jugar para el equipo de Tapiolan Urheilupuisto.

Después de cumplir con su etapa más dulce en los siete años enrolado a la escuadra de Espoo, el mediocampista cambió de aires para incorporarse a la disciplina del Seinäjoen Jalkapallokerho, también conocido como SJK. En este club estuvo desde 2015, pero al año siguiente se desvinculó de la entidad y actualmente se halla sin equipo.

Vasara tuvo un destacado papel en la Eurocopa Sub-21 de Suecia 2009 anotando dos goles.

- Sus primeros pasos internacionales los dio jugando para las diferentes secciones inferiores del equipo nacional de Finlandia. Participó en el Europeo Sub-21 de Suecia, teniendo un papel destacado al hacer dos tantos en su primer gran cita internacional. Después tuvo que aguardar cuatro años para volver a defender a su selección, esta vez en la absoluta.

Vasara solamente tuvo una oportunidad con los mayores del equipo suomi. El 31 de octubre de 2013 participo en un partido amistoso frente a México que acabó con 4-2 para los centroamericanos. Desde entonces no volvería a jugar para Finlandia.

domingo, 26 de noviembre de 2017

¿Te acuerdas de Hjalgrím Elttor?



- Tuvo un breve paso por el fútbol danés, una corta estancia como jugador del Fremad Amager en la que apenas pudo demostrar su talento como goleador. El resto de su carrera se basó en cuatro etapas diferentes jugando para el KÍ Klaksvík y más experiencia en la Effo Deildin jugando para clubes como el B36 Tórshavn y el Runavík.
A partir de 2002 empezó a jugar para la selección feroesa, con la que ha tenido casi una treintena de apariciones desde su debut frente a Polonia. Lo extraño es que jamás consiguió hacer un gol como jugador internacional.

Hjalgrím Elttør nació el 3 de marzo de 1983 en Klaksvík, una ciudad situada en Borðoy, la segunda más grande de las Islas Feroe. Allí mismo empieza a jugar al fútbol durante su etapa escolar para iniciarse en varios equipos de barrio.

Lo normal era verle arriba, en solitario, siempre cerca de la portería rival buscando el gol con ahínco. Sin embargo se le ha visto actuar en ocasiones como segundo atacante o como extremo derecho, otras posiciones en las que también sabía sacar rendimiento a su instinto ofensivo, ya que era un jugador muy vertical que al final siempre acababa encarando la portería.
Además de su evidente olfato de gol, Hjalgrím era muy bueno buscando espacios para asociarse con sus compañeros de ataque. Solidario en defensa, este ariete se vaciaba durante los noventa minutos de cada partido.

Ingresó en las filas menores del KÍ Klaksvík a finales de los noventa tras haber jugado en varios clubes de su ciudad natal. Elttor demostró ser un magnífico delantero en el equipo filial y rápidamente conseguiría ascender al primer equipo.

Tan rápido fue su debut profesional como su progresión deportiva. En los inicios del curso 2000\01 ya se estrenaría en la máxima categoría feroesa con diecisiete años. En sus tres primeras campañas jugando para el conjunto de Klaksvík, Elttor sumó un total de 68 partidos en los que anotó la friolera de 27 goles.
Sus primeros pasos sirvieron para estrenarse con la selección nacional en 2002, y también para que muchos clubes trataran de hacerse con sus servicios. Así sería como el feroés iniciaría su primera y única aventura por el fútbol extranjero... aunque no muy lejos.

Llegó a Dinamarca en 2004 para fichar por el Fremad Amager, donde solamente pasaría una temporada jugando dieciocho partidos en los que apenas tuvo suerte de cara al gol. Hjalgrím abandonaría la Superliga danesa habiendo marcado dos tantos.

Volvió al  KÍ Klaksvík para dejar bien claro que su instinto goleador no había caducado, ya que durante el ejercicio 2005\06 dejó quince goles antes de fichar por el NSÍ Runavík, equipo de la capital feroesa en el que estuvo por dos campañas.
Después de un breve paso en este club de la Effo Deildin, Elttor decidiría regresar por tercera vez al equipo de siempre. Durante su tercera etapa en la entidad de Djúpumýra hizo siete goles en once partidos, un promedio realizador bastante bueno que le llevaría a fichar por uno de los clubes más destacados del país.

Entonces se incorporó al B36 Tórshavn, club en el que no permanecería mucho tiempo y en el que no tendría la efectividad goleadora de su etapa anterior. Como no podía ser de otra manera, el delantero internacional retornó por cuarta vez al Klaksvík, equipo en el que afrontaría los años finales de su carrera deportiva.

Con la selección feroesa, Hjalgrím Elttor nunca pudo marcar un gol.

- Curioso es que Hjalgrím haya demostrado mucho gol a lo largo de su carrera sin poder hacerlo en su experiencia internacional. Desde su estreno con las Islas Feroe, Elttor no ha podido marcar ningún tanto en sus 28 apariciones.

Su debut internacional se produjo el 10 de febrero de 2002, en un partido amistoso ante la selección de Polonia que acabó con derrota por 1-2. A partir de ahí siguió entrando en más convocatorias del combinado feroés, pero este oficioso goleador nunca pudo demostrar su puntería a nivel de selecciones.

sábado, 25 de noviembre de 2017

De cerca: Pal Alexander Kirkevold.



- Le llaman "Mål-Pål", un juego de palabras entre su nombre y el gol que en castellano quiere decir algo así como "Pål-gol". Todo viene a un récord logrado en la liga danesa que hasta ahora ostenta él. Kirkevold anotó gol durante once jornadas consecutivas cuando la anterior marca estaba en ocho tantos. En la presente temporada consiguió tal hazaña jugando para el Hobro.
Es así como un futbolista se gana el derecho a competir internacionalmente, pues desde hace poco empezó a jugar para la selección noruega. Seguro que el atacante nunca olvidará el mes de octubre de 2017, en el que halló el momento cumbre de su carrera.

Se crió en Ramnes , a las afueras de Tønsberg pero nació el 10 de noviembre de 1990 en Re, un municipio de Vestfold (Noruega). Hasta los dieciséis años estuvo jugando en el club de esta localidad, en el que inició su formación juvenil.

Pål Alexander Kirkevold es un jugador que cuanto más arriba juega más convence. Realmente es un jugador de ataque que puede ocupar varias posiciones, tanto de mediapunta como de nueve puro o segundo delantero. Alguna vez se le ha visto actuar por la banda izquierda, pero es un hombre gol y su sitio está muy cerca de la portería.
Tiene oportunismo y sabe desmarcarse a la perfección. Es un gran cazador de goles, un ariete que sabe aprovechar sus oportunidades al máximo buscando las asistencias de sus compañeros, y por arriba es letal.

En el Ramnes aprovechó sus oportunidades para demostrar que tiene gol. Después pasó por el IL Internacional jugando en la tercera división noruega hasta ingresar en la cantera del prestigioso Molde F.K., con el que completó su formación deportiva.

Su debut profesional llegaría como jugador del HamKam, equipo por el que fichó en 2010 para sorprender a base de goles, ya que en su primera campaña ya registró diecinueve dianas. Fueron buenos inicios, pero lo mejor aún estaba por llegar.
El 2 de diciembre de 2011 firmó contrato con el Mjøndalen, donde estuvo a lo largo de dos temporadas cumpliendo con las expectativas puestas en él. Se marchó del conjunto de Isachsen habiendo sumado veintidós goles en 54 partidos más de la Eliteserien.

Abandonó Mjøndalen y volvió a Vestfold para jugar en el Sandefjord Football durante el curso 2014\15. Kirkevold se coló entre los mejores goleadores de Noruega y se adjudicó el trofeo de máximo goleador, por lo que el delantero fue calificado como el jugador del año 2014, algo que le llevaría a ser el objetivo principal de muchos clubes nórdicos.
Llegó al fútbol danés en 2015 para fichar por el Hobro, con el que inicialmente no tendría muchas oportunidades. Es por ello que a finales de marzo de 2016, la directiva del club decidió que lo mejor era ceder al jugador, así que le buscaron equipo.

Kirkevold retornaría a su país para militar en las filas del Sarpsborg 08, con el que tuvo 28 apariciones en las que hizo seis goles. Parece que la cesión le sentó bien al atacante noruego, que empezaría a destacar en la Superliga danesa como un gran goleador. Actualmente sigue jugando para el Hobro, con el que ha confirmado su mejor momento a base de goles, lo que le ha llevado a ser internacional con Noruega.

Su exitoso paso por el Hobro danés le valió la invitación para debutar con la selección de Noruega.

- Durante su juventud nunca llegó a formar parte de ninguna de las secciones inferiores de la selección noruega. Pese a tener unas condiciones asombrosas como delantero, Pal Alexander Kirkevold tuvo que esperar hasta los 27 años de edad para poder ser internacional, algo que consiguió en su exitoso paso por el Hobro.

Tras demostrar una gran habilidad de cara al gol, Kirkevold fue citado por el seleccionador Lars Lagerbäck a finales de octubre de 2017 para afrontar unos compromisos internacionales ante las selecciones de Macedonia y Eslovaquia. El 11 de noviembre se estrenó ante los primeros sumando su primer partido con el combinado nórdico.

viernes, 24 de noviembre de 2017

¿Te acuerdas de Arnór Gudjohnsen?



- Su único pesar fue el de no poder jugar al fútbol más a menudo junto a su hijo Eidur Smári Gudjohnsen, con quien coincidió en activo pero sin poder hacerlo más veces a causa de una lamentable lesión de tobillo que le apartó dos años del fútbol, momento en el que su padre se retiraría como deportista. Arnór es quien fabricó al que muchos ven como el mejor jugador islandés de todos los tiempos, aunque tampoco hay que olvidar que Gudjohnsen padre aportó mucho en su carrera.

Además de ser uno de los futbolistas más importantes de la selección islandesa de las últimas décadas, Arnór Guðjohnsen ha militado en buenos clubes europeos jugando en países como Bélgica, Francia y Suecia.

El 30 de abril de 1961 nació en la capital islandesa de Reykjavík. Además de Eidur, también tiene otro hijo que trató de seguir sus pasos y que también se llama Arnór. Entre los Gudjohnsen se respiraba fútbol, que duda cabe.
Jugaba como delantero y marcó un buen número de goles a lo largo de su carrera. Veloz, intuitivo, oportunista y con magia con el balón en los pies, este atacante vivió sus mejores años en la liga belga jugando para el Anderlecht. Su fútbol fue heredado, y con él comenzó una larga tradición familiar que honraría la bandera islandesa.

A mediados de los setenta empezaría a jugar al fútbol como miembro del Vikingur, con el que recibió formación deportiva hasta dar el salto profesional en 1978. Durante sus primeros pasos como profesional jugó un total de doce partidos en los que anotó sus primeros siete tantos en la liga islandesa.

Tan buenos fueron sus comienzos que ya contaba con ofertas del fútbol extranjero. Solamente tenía diecisiete años cuando abandonó su Islandia natal para aterrizar en Bélgica para fichar por el SK Lokeren, equipo en el que jugaría por cinco temporadas.
A medida que se hacía famoso por ser uno de los mejores jugadores de la selección islandesa, el padre de los Gudjohnsen fue destacando en las competiciones belgas con el Lokeren , para el que hizo 26 goles en 138 partidos de liga.

Su siguiente equipo fue el Anderlecht, club en el que siempre figurará como uno de aquellos futbolistas que marcaron época en su historia. Allí permaneció siete años, figurando como el máximo realizador de la temporada 1986\87 y liderando la delantera violeta hasta que abandonó la entidad en 1990, dejando un total de cuarenta goles.

En Francia se percataron de la calidad del talentoso atacante islandés, quien ya veía en su hijo Eidur a su futuro sucesor del equipo nacional. Arnór fichó por el Girondins de Burdeos, para el que jugaría durante dos campañas para hacer ocho goles en sus más de cincuenta apariciones. En 1992 abandonaría la entidad gala.
Al año siguiente firmó por el BK Häcken de la liga sueca. En este equipo no llegó a acabar la temporada, dejando constancia de su talento pero muy pocos goles, ya que Gudjohnsen solo marcó cuatro goles en la categoría máxima de Suecia.

Después de cuatro años recuperando su mejor versión en el Örebro SK, el atacante retornó a Islandia para fichar por el Valur, donde estuvo dos temporadas antes de incorporarse al Stjarnan. Con este equipo marcó los cinco últimos goles de su vida deportiva en dieciocho apariciones. Arnór Gudjohnsen se retiró del fútbol en 2001.

Padre e hijo por una bandera. Arnór y Eidur defendieron a la selección de Islandia en un partido contra Estonia.

- Uno de esos casos que muy pocas veces se dan en el fútbol es el de ver a padre e hijo sobre el mismo terreno de juego, aunque sea calentando. Los Arnór y Eidur Gudjohnsen pudieron compartir vestuario juntos, aunque no cancha, ya que el hijo sustituyó al padre en un partido ante Estonia disputado el 24 de abril de 1996, en un partido frente a Estonia. Eidur tenía por entonces 17 años. Eso sí, al ser sustitución, debido a una lesión de tobillo del joven, ambos no volverían a coincidir sobre el terreno de juego, por lo que nunca compartieron campo durante un partido.

Aún así es algo digno de ver... Primogénito entra al campo en lugar del progenitor. El padre de los Gudjohnsen nunca vivió competiciones de alto nivel con Islandia, aunque sí figura como uno de los jugadores históricos de la selección al haber marcado 14 goles en 73 partidos.

jueves, 23 de noviembre de 2017

De cerca: Andrew Hjulsager.



- Se unió al Real Club Celta de Vigo el año pasado para continuar con la saga escandinava de un club en el que ya figuran otros daneses como Pione Sisto y Daniel Wass, además del sueco John Guidetti. En el vestuario se respiran aires nórdicos y jugadores jóvenes como Andrew Hjulsager refrescan a un equipo que está en fase de crecimiento en la cotizada Liga Española.

Además de los citados, en el club olívico ya han jugado otros futbolistas escandinavos como Krohn-Dehli o los Noruegos Dan Eggen y Demidov. Hjulsager es uno de los talentos daneses más valorados en la actualidad, un jugador que ya ha participado en todas las categorías inferiores del equipo nacional de Dinamarca.
No tardará mucho en debutar con el equipo de mayores. A este mediocampista le avala su trabajada experiencia a nivel de clubes, pasando de sorprender en su estreno con el Brøndby a tener sus primeras apariciones en la llamada "Liga de las Estrellas".

Nació en Amager (Dinamarca), el 15 de enero de 1995. En su localidad natal empezaría a jugar al fútbol desde bien joven sin haber vivido los mágicos tiempos de una selección danesa que tres años de su nacimiento se había proclamado campeona de Europa.

Andrew es un jugador muy completo que necesitará oportunidades para mostrar su calidad en una de las ligas más poderosas del mundo. Es un versátil centrocampista ofensivo que puede jugar por dentro como media punta y en banda derecha, un auténtico comodín que como revulsivo no tiene precio, aunque yo lo veo más destacando en la titularidad.
Solo con verle tocar el esférico nos daremos cuenta de la técnica que derrocha. También es un jugador con gol, como bien demostró en un compromiso Sub-21 frente a España o en Liga con el Celta, cuando hizo su primer gol... más bien golazo.

El joven mediocampista ingresó en las filas del Fremad Amager, con el que empezaría a desarrollar su etapa formativa durante cuatro temporadas, entre 2000 y 2004. A partir de entonces comenzaría a destacar en el fútbol danés, de tal manera que pronto se interesarían por el los clubes más grandes de Dinamarca, entre los que surgió el nombre del Brøndby IF.

Hjulsager entró a formar parte del sistema juvenil de la entidad de Copenhague. Allí se pulió esta perla nórdica durante nueve años para en 2013 entrar a formar parte del primer equipo. El 25 de octubre de 2012 firmó una extensión de dos años de su contrato que lo unió al club hasta el verano de 2015.
Con dieciocho años debutó para el Brøndby oficialmente jugando como extremo derecho en un empate a uno frente al Vestsjælland. El gol fue obra suya, lo que le convirtió en el segundo futbolista en marcar gol para el Brøndby.

Ganó confianza hasta asentarse en la titularidad del equipo. Se consolidó como una de las mayores sorpresas de la Superliga danesa y pronto aparecerían clubes interesados por él. En sus tres años con el conjunto danés, Andrew participó en ochenta partidos e hizo dieciséis goles.

Con su marcha al Celta brotó la polémica. Pocos entendieron su marcha a España y el jugador aceptó encantado el reto de participar en una de las mejores ligas del mundo, entrando a formar parte de una escuadra muy nórdica en la que figuran los ya citados Wass, Sisto y Guidetti.

El mediocampista debutó con el equipo celeste el 19 de febrero de 2017, en un partido de liga frente a Osasuna que acabó con 3-0 para los vigueses. En la última jornada de Liga sorprendió a todos con un golazo desde fuera del área en un partido contra la Real Sociedad.
Con Unzué en el banquillo de Balaídos, Hjulsager no cuenta con mucho protagonismo, pues está sirviendo como revulsivo o como jugador de rotaciones. De momento es joven y deberá ganarse un sitio en el once, algo no muy fácil teniendo en cuenta la dura competencia existente en el equipo.

Hjulsager aguarda la oportunidad de entrar a formar parte del equipo absoluto de Dinamarca.

- Ya pudimos notar su calidad, y no solo en la Liga Santander. Hjulsager tuvo una excelente actuación en un partido amistoso de la categoría Sub-21 frente a la selección española. El medio danés jugó por la izquierda y marcó el único gol de su equipo, además de sorprender por su magnífico juego pese a la derrota por 3-1.

De momento su experiencia internacional se ha basado en partidos de carácter formativo, desde que jugó para el equipo Sub-16  hasta sus actuales apariciones con el Sub-21, Será cuestión de tiempo su inclusión en el equipo absoluto, y para ello necesita más protagonismo en el Celta.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

¿Te acuerdas de Tomas Brolin?



- Fue uno de los mejores jugadores suecos de la historia, el eterno "once" del Parma italiano, y un grandísimo futbolista machacado por la prensa británica. Pero para Suecia siempre será una leyenda, un hombre que formó parte de aquella escuadra amarilla que en el Mundial de Estados Unidos alcanzó el tercer puesto.
Ingesson, Dahlin, Schwarz, Larsson, Ravelli,... Per Tomas Brolin vivió los años dorados de aquella poderosa selección nórdica que durante la década de los noventa se hizo muy popular. Él fue una de las llaves que abrían las puertas de la gloria.

Jugó en Italia, Inglaterra y Suiza, y también estuvo a punto de hacerlo en España, pues a mediados de los noventa, los medios se hicieron eco del interés barcelonista por el talento sueco. También Real Sociedad, Betis y Espanyol se interesaron por el jugador, pero finalmente seguiría jugando en la Premier League, donde careció de fortuna.

Hizo cuatro goles en los dos primeros partidos con Suecia.
Natural de la ciudad sueca de Hudiksvall (29 de noviembre de 1969), Brolin tuvo un prematuro debut en el mundo del balompié. Con catorce años se estrenó como profesional en las filas del Näsvikens, en un partido liguero frente al Kilafors.
Ya desde joven mostró un talento especial de cara al gol. Per Tomas siempre fue un jugador dinámico, un experto en regates de todo tipo que elaboraba jugadas de todo tipo que acababan amargando la existencia a cualquier defensa. Además de "nueve" podía actuar como extremo o segundo delantero. La soltura con la que movía el balón era sorprendente y sus potentes disparos una amenaza constante para los mejores porteros.
Compitió en la cuarta división sueca con el GIF Sundsvall tras matricularse en la academia de Fotbollsgymnasiet para debutar con el primer equipo en 1987. Después de tres campañas en este equipo, Brolin ingresaría en las filas de su primer club de gran categoría en Suecia, el IFK Norrköping, al que llegó a comienzos de los noventa.

El día de su debut metió tres goles para el conjunto de Östgötaporten, con el que conseguiría ser convocado por vez primera para jugar con la selección sueca. También fueron buenos sus primeros pasos internacionales, ya que el atacante sueco marcó cuatro goles en sus dos primeras apariciones.

Solo precisó de un año en la liga profesional sueca para convencer a otros clubes de mayor prestigio en Europa. Por si fuera poco, sus apariciones en el Mundial de Italia 90 sirvieron como escaparate para el atacante sueco, que en 1990 se incorporaría a la disciplina del Parma, que recientemente había ascendido a la Serie A.
En la plantilla del Parma fue un líder, un grandísimo delantero que hizo veinte goles en 133 partidos. Conquistó la Coppa de Italia, una Recopa de Europa, la Supercopa y la Copa de la UEFA. Fueron cinco años de ensueño liderando el ataque del cuadro parmesano.

Vistas sus actuaciones desde por toda Europa, a Brolin no le faltarían ofertas para cambiar de aires. Finalmente aceptó la propuesta del Leeds United, club británico de la Premier en el que permaneció dos temporadas y en las que solamente tuvo la oportunidad de hacer cuatro goles. Durante el tiempo restante jugó cedido en el Zürich y el Parma.

Su paso por el club de Yorkshire fue todo un fracaso. El sueco fue injustamente tratado por los medios ingleses, que en más de una ocasión hicieron  mofa de su facilidad para coger peso. Además, una encuesta publicada por The Times hizo figurar al jugador como el segundo peor futbolista en la historia de la Premier League.
El afamado diario plasmó en sus páginas lo siguiente: “Es difícil imaginar que el Leeds United, normalmente un modelo de honestidad fiscal, pagara 4,5 millones de libras en 1995 por esta albóndiga sueca. Un buen futbolista trata su cuerpo como un templo".

Desencantado con sus primeros pasos por el fútbol inglés, Tomas Brolin volvería a intentarlo en otro club de la Premier League, el Crystal Palace, al que se incorporó en 1998 para tener otra mala experiencia en la que solamente añadiría trece partidos más en la competición británica. El crack sueco no acabaría la temporada en la entidad de Selhurst Park.

En su ciudad natal acabaría jugando al fútbol mermado ya por las lesiones. El gran Brolin se retiró tras jugar para el Hudiksvalls ABK. Tan solo tenía treinta años, pero debido a sus frecuentes problemas con las lesiones y las vicisitudes con el sobrepeso le obligarían a colgar las botas de forma prematura.
Además de regentar otros negocios, Tomas abrió un restaurante de comida sueca e italiana llamado "Undici", que en italiano hacía honor a ese "11" que lució como jugador del Parma y en algunas apariciones internacionales con Suecia.

Tomas Brolin celebra uno de sus 27 tantos conseguidos con la selección de Suecia.

- Demasiado pronto acabó la vida deportiva de un jugador que siempre será considerado como uno de los mejores delanteros que han honrado la bandera sueca. Per Tomas Brolin hizo 27 goles en sus 47 apariciones internacionales con la selección de Suecia desde su debut internacional en abril de 1990, a las puertas del Mundial de Italia.

La Copa del Mundo de Italia fue su primera apuesta a gran nivel, en la que Suecia quedó apeada en su primera fase pese a contar con un gol de Brolin ante Brasil. Su rendimiento fue más notable en el Mundial de USA 94, en el que Suecia alcanzó el tercer puesto con el atacante sueco luciéndose en cada jugada. También compitió en la Eurocopa de Suecia 92, pero no lo haría en la de Inglaterra 96, concluyendo un año antes con su experiencia como jugador internacional.

martes, 21 de noviembre de 2017

De cerca: Hólmar Eyjólfsson.



- Se preparó en diversos clubes ingleses y jugó en los niveles modestos con el Cheltenham Town, tras destacar en la Úrvalsdeild Karla con el Handknattleiksfélag Kópavogs. Aún ha tenido tiempo para jugar en Bélgica, Alemania, Noruega, Israel y Bulgaria. Actualmente se halla cedido en las filas del Levski Sofia.
Lo extraño es que con tanta formación y experiencia deportiva solamente haya participado en seis partidos internacionales con la selección islandesa, con la que a este zaguero le gustaría acudir al Mundial de Rusia 2018.

Hólmar Örn Eyjólfsson es natural de Sauðárkrókur , Islandia (6 de agosto de 1990). Hólmar se trasladó a Stuttgart (Alemania), cuando su padre jugó para el Stuttgart y se quedó allí durante tres años. Es por ello que este jugador habla fluida la lengua alemana.

Posteriormente regresó a su país natal y empezó a jugar para equipos modestos antes de entrar en las filas del Tindastóll a mediados de los noventa. Eyjólfsson ya demostraba ser un completo futbolista capaz de actuar en distintas posiciones, tanto en el medio del campo, como central o lateral diestro, en posiciones siempre defensivas.
Ágil, con  buena planta, rápido y serio en sus labores, este joven zaguero es de los que tocan el balón con clase, lo que le vale para actuar más adelantado como centrocampista defensivo. Es incansable en los marcajes y muy disciplinado.

Después de jugar dos años en el Tindastóll, Hólmar se incorporó a la disciplina el Handknattleiksfélag Kópavogs, con el que realizó una completa formación deportiva que duró diez años pasando por todas las categorías inferiores del modesto equipo islandés.

Eyjólfsson consiguió llegar al primer equipo y debutó profesionalmente en la campaña 2007\08, consiguiendo rápidamente la titularidad y sorprendiendo a varios ojeadores, lo que le valdría para realizar unas pruebas con el Bayern de Munich.
Sin embargo acabaría en  Inglaterra. Firmó contrato con el West Ham United el 6 de julio de 2008, aunque realmente acabaría jugando para las secciones menores del club de Stratford. Durante el resto de su estancia jugaría cedido en otros equipos sin llegar a subir al primer equipo.

Jugó cedido para el Cheltenham Town, con el que debutó el 3 de octubre de 2009 en el empate a uno ante el Notts County. Participó en tres partidos más y posteriormente jugó también prestado en el Roeselare, del que pasaría a desvincularse del West Ham en 2010.

Partió a Alemania acto seguido y se incorporó al VfL Bochum, donde estuvo en su equipo filial hasta incorporarse al primer equipo y así estrenarse en la categoría de plata alemana. Salvo una amarga lesión que le tuvo apartado de los terrenos de juego durante un tiempo, Eyjólfsson vivió la exitosa temporada 2013\14 en la que el equipo logró el ascenso a la Bundesliga.
Tuvo 45 apariciones con el Bochum e hizo un tanto en sus tres años de estancia en la entidad de Renania. Se marchó de Alemania para probar suerte en la liga noruega una vez confirmado su fichaje por el Rosenborg.

En el Rosenborg estuvo tres temporadas conociendo la Eliteserien hasta que en 2017 partió a Israel para fichar por el Maccabi Haifa. En este conjunto estuvo media campaña participando en dieciséis partidos de la liga hebrea hasta que el 1 de septiembre de 2017 se incorporó al Levski Sofia, donde se halla actualmente jugando en calidad de préstamo.

Partido entre Islandia e Inglaterra en el que Hólmar Eyjólfsson jugó como titular.

- Jugadores como Hólmar Eyjólfsson son los que están marcando el futuro de una selección islandesa en fase de crecimiento que desde 2016 compite en los torneos de alto nivel. Después de jugar para las secciones inferiores del equipo nacional islandés, el zaguero tuvo el honor de ser convocado para jugar con el equipo de mayores.

En mayo de 2012 tuvo su primera aparición con el equipo de mayores, en un partido amistoso frente a la selección de Suecia. Desde entonces ha actuado en cinco partidos más, y se prevee que pueda ser uno de los seleccionables para acudir a la cita de Rusia 2018.

lunes, 20 de noviembre de 2017

¿Te acuerdas de Jarmo Alatensiö?



- Es uno de esos clásicos del fútbol finés en la década de los ochenta que tuvo tres años de juego internacional con el equipo nacional de Finlandia, con el que participó en casi una veintena de partidos internacionales y marcó un gol.
Empezó su carrera jugando en su país natal hasta que tuvo la oportunidad de competir en el fútbol extranjero sin irse muy lejos, ya que jugó en el fútbol sueco para el IK Brage durante un año. Luego retornaría a Finlandia para retirarse en el F.C. Jazz y posteriormente iniciar una carrera como entrenador en la que dirigió a varios clubes.

Jarmo Alatensiö nació el 9 de noviembre de 1963 en la ciudad finlandesa de Pomarkku. Fue una de las mayores leyendas del fútbol en Pori, localidad en la que jugó para el Porin Pallo-Toverit, conocido también como F.C. Jazz.

Su vida fue llevada a un libro escrito por Tapio Neva y titulado "Tenu". Siempre será recordado con cariño por muchos aficionados finlandeses, ya que su entrega sobre el terreno de juego levantaba pasiones entre las hinchadas.
Se decía de él que era capaz de jugar hasta de portero. Jarmo fue un talentoso mediocampista de perfil ofensivo que bien podía actuar en banda como de volante. Tenía mucho gol y una gran visión de juego, además de ser un líder de vestuario que muchas veces dejaba constancia de su carácter sobre el campo.

Como no podía ser de otra manera, la carrera de este mediocampista se inició en la ciudad de Pori y, como no, jugando en las filas inferiores del Porin Pallo-Toverit, en el que ingresó a finales de los setenta para formarse como futbolista desde bien joven.

Pasó por varias categorías hasta 1981, momento en el que daría el paso de ingresar en las filas del primer equipo. Alatensiö había estado jugando para el Pomarkun Ura, el equipo filial del Pallo Toverit. El finlandés había dejado claras muestras de su calidad en categorías modestas hasta dar el salto profesional.
Su debut con el primer equipo se produjo a lo largo del curso 1981\82, para empezar a erigirse como el líder más destacado de la plantilla. En poco tiempo lograría su debut internacional con el equipo de Finlandia, allá por 1986.

Alatensiö siempre será recordado, entre muchas cosas, por llevar el peso de un equipo que participaba en la Tercera División finlandesa, y que en cuestión de pocos años acabaría ascendiendo a la categoría máxima.

Sus buenísimas acciones fueron vistas desde Suecia, razón por la que Jarmo acabaría jugando en el país vecino como miembro del IK Brage, entidad a la que se incorporó en 1988. Allí permanecería poco más de una temporada.
Pero el mediocampista no tuvo suerte en la liga sueca. El jugador no se adaptó a las exigencias de una liga superior pese a tener buenas actuaciones sobre el campo. En su escaso tiempo como jugador del Brage participó en cuarenta partidos en los que hizo cuatro goles.

Y Jarmo regresó a casa. El talentoso centrocampista volvería para volver a hacer historia con el club de su vida al conseguir ganar dos títulos de liga, uno en 1993 y otro en 1996. Pocos podrían presumir de tantas hazañas con un equipo.

A sus 134 partidos disputados en su primera etapa con el Pallo Toverit, hay que añadirle otros 174 en la segunda y más exitosa etapa del jugador en el club de Pori. En la ciudad que comenzó a jugar al fútbol perecería de forma prematura el 23 de abril de 2003 con 39 años de edad. Con un total de 53 goles marcados para el equipo del PPT, muchos seguirán recordando a uno de los mejores futbolistas fineses de aquella época.

Lance de un partido en el que Jarmo Alatensiö trata de meter una asistencia con la selección suomi. 

- El inolvidable Jarmo Alatensiö jugó en cinco ocasiones para el equipo olímpico de Finlandia. Con la selección nacional absoluta tuvo tiempo a participar en diecinueve partidos en los que anotó un gol frente a Checoslovaquia en enero de 1988. Aquel fue su primer y único tanto como jugador internacional, cuya experiencia con el combinado suomi no pasó de los tres años.

Con Finlandia debutó el mes de septiembre de 1987 frente a la desaparecida selección de Yugoslavia. En 1989 dejaría de jugar internacionalmente y, tras retirarse en 1996, ejerció una corta carrera como entrenador hasta poco antes de fallecer.

domingo, 19 de noviembre de 2017

De cerca: Andreas Granqvist.



- Hace poco le hemos visto lograr una auténtica gesta junto a sus compañeros de la selección sueca. El combinado nórdico consiguió su pasaporte al Mundial de Rusia 2018 eliminando en la repesca a una de las mayores potencias mundialistas, la selección italiana. Este zaguero es uno de los futbolistas más importantes del equipo nacional de Suecia, con el que lleva jugando desde 2006.

Andreas Granqvist ha jugado en varios clubes europeos hasta la actualidad. Participó en la Premier con el Wigan Athletic, jugó para el Groningen holandés y en el Genoa italiano. Actualmente se halla en Rusia jugando para el Krasnodar, en el que ya lleva cinco años demostrando un magnífico nivel que le mantiene con aspiraciones de jugar el próximo Mundial.
Y es que este defensor ya se halla en su etapa veterana, pues nació el 16 de abril de 1985 en Påarp (Suecia). En su localidad natal empezó a dar sus primeras patadas al balón para iniciar una larga carrera deportiva que puede culminar acudiendo al próximo evento mundial.

Con el Påarps GIF tendría sus primeras apariciones competitivas. En las filas de este modesto club aprendió esos pequeños consejos que pronto le llevarían a debutar en la categoría más alta del fútbol sueco.

Granqvist juega como defensa central. Que yo sepa, nunca se le ha visto jugar en una demarcación que no sea la suya, en la que destaca por ser un jugador de gran envergadura con sus 1´92 cm de estatura y una forma física envidiable.
Es un futbolista con mucho oficio, un veterano curtido en mil batallas que se las sabe todas. Duro, contundente y muy bueno en los marcajes, a este jugador tampoco le falta gol, como bien demostró durante su etapa como jugador del Groningen en la liga neerlandesa.

En 2004 ingresó en el Helsingborgs. Fue cuando el zaguero sueco debutó en la Allsvenskan, empezando a ganarse el puesto e incluso capitaneando al equipo dos años después. En 2007 abandonó el club de Olympia tras haber participado en 72 partidos de liga, en los que marcó su primer gol como profesional.

Del Helsingborgs pasó al Wigan Athletic, en el que jugó cedido durante parte de la campaña 2006\07. Con esta escuadra participó en la Premier League y tuvo catorce apariciones, aunque finalmente no pareció contar mucho para su entrenador.
Esa fue la razón por la que Andreas retornaría a Suecia para volver a defender los colores del Helsingborgs, donde jugaría cedido para finalizar la campaña 2007\08. Por otro lado, el central ya asumía sus primeros partidos internacionales con el equipo nacional.

En 2008 viajó a Holanda para firmar un contrato de cuatro años con el Groningen. El Wigan no puso muchas dificultades para que Granqvist acabase jugando en la máxima categoría holandesa, en la que permanecería tres años viviendo los mejores momentos de su carrera deportiva.

Y es que con el Groningen no solo debutaría en la Eredivisie. Rápidamente se hizo con la titularidad y se convirtió en uno de los mejores defensores del campeonato que durante toda su estancia sumó casi un centenar de apariciones ligueras.
Lo más llamativo fue que el sueco mostró su lado más goleador, ya que en sus tres temporadas ligado a la entidad blanquiverde, Andreas anotó la friolera cifra de veintiún goles. En 2011 abandonaría el Groningen para probar suerte en Italia.

Jugó para el Genoa durante dos campañas, con el que casi participó en sesenta partidos de liga e hizo dos goles. Posteriormente fichó por el Krasnodar en 2013, conjunto para el que milita actualmente en la Premier rusa.

Andreas Granqvist participará con la selección de Suecia en el Mundial de Rusia 2018.

- En lo internacional, primero jugó para la selección Sub-21, de la que posteriormente pasaría a formar filas en el equipo absoluto en 2006. Granqvist debutó internacionalmente y pronto estaría preparado para jugar sus primeros eventos importantes con Suecia. Fue incluido en la lista de jugadores que acudieron a la Eurocopa de Austria-Suiza en 2008.

Desde 2016 ya figura como el capitán de la selección amarilla. Andreas ya ha participado en más de setenta partidos internacionales en los que ha marcado seis goles. Su próximo reto será participar en el Mundial de Rusia, al que Suecia acudirá tras sorprender eliminando a Italia en la repesca.

viernes, 17 de noviembre de 2017

¿Te acuerdas de Dennis Rommedahl?



- Se quedó a tres partidos de igualar a Peter Schmeichel en la tabla histórica de jugadores con más apariciones con la selección de Dinamarca, así que se tuvo que conformar con un segundo puesto habiendo disputado 126 encuentros internacionales. También figura como uno de los mejores goleadores de la selección.
Ha jugado para varios equipos de la Eredivisie como el Ajax o el PSV Eindhoven, entre otros. También probó suerte en Inglaterra con el Charlton Athletic, y más tarde jugaría en la liga griega con el Olympiakos.

Dennis Rommedahl fue un atacante o mediocampista con mucha calidad que nació en Copenhage, en el distrito de Bispebjerg (Dinamarca), el 22 de julio de 1978. Sin embargo fue en Kongens Lyngby donde el danés comenzaría a destacar como futbolista.

Jugaba en varias posiciones de ataque, incluso se le llegó a ver como delantero en los comicios de su carrera deportiva. Pero Rommedahl acabaría desempeñando otras funciones sobre el terreno de juego, como por ejemplo de interior o extremo. En las posiciones de banda podía correr por ambos carriles, ya que era un jugador bastante versátil.
Calidad y gol es lo que podía ofrecer este sensacional punta. Por los flancos solía ser un peligro con sus desbordes y esa forma de ingresar en el área, como cuchillo en mantequilla. Además era un gran asistente con buena visión de juego.

Se descubrió a sí mismo jugando en equipos modestos como el B93 y el Lyngby. Con éste último debutaría en la Superliga danesa, durante el curso 1995\96. Hizo sus primeros goles en 26 partidos de liga antes de ingresar en las filas del PSV en 1997.

El 22 de marzo debutó en una derrota por 1-0 ante el Heerenveen. Después de su segundo partido, el conjunto de Eindhoven decidió prestarlo al RKC Waalwijk para completar la campaña 1997\98, llegando a jugar 34 partidos en los que marcó cinco goles.
Su etapa en la escuadra de Mandemakers le sentó muy bien, de tal manera que el PSV contaría con el jugador para las seis próximas campañas. Entonces Dennis vivió sus mejores momentos, llegando a ser seleccionado por el equipo nacional tras convertirse en uno de los jugadores más sorprendentes del campeonato.

Se marchó del PSV Eindhoven en 2004 tras haber competido en otros 161 partidos de la liga danesa. La razón de su marcha no fue otra que la posibilidad de jugar en la Premier League, ya que el Charlton Athletic acabó haciéndose con los servicios del jugador.

Rommedahl estuvo tres temporadas jugando en Inglaterra, sumando 75 apariciones en las que anotó cuatro goles antes de abandonar la entidad británica tras perder la categoría antes de iniciarse la campaña 2006\07.
Sonó para el Zenit de San Petersburgo e incluso casi acaba en España jugando para el Getafe, pero finalmente acabaría en Holanda una vez confirmado su fichaje por el Ajax de Amsterdam, donde estuvo tres temporadas, únicamente interrumpidas por su cesión en el NEC Nijmegen.

Quiso probar suerte en la liga helena jugando para uno de los clubes más grandes de Grecia. Dennis se incorporó al Olympiakos en 2010 y allí estuvo una temporada antes de retornar a su Dinamarca natal para jugar en el Brøndby. Rommedahl volvería a jugar en el RKC Waalwijk compitiendo en la Eredivisie, anunciando el final de su carrera deportiva en 2014.

Dos Mundiales y una Eurocopa ha jugado Rommedahl con la selección de Dinamarca.

- Antes de llegar al primer equipo, participó en las secciones inferiores de Dinamarca. Después del nombramiento de Morten Olsen, Rommedahl fue convocado de inmediato para su debut con Dinamarca en agosto de 2000. El atacante capitalino llegaría a tiempo para competir en la Copa del Mundo de Corea-Japón de 2002.

También participó en el Mundial de Sudáfrica y en la Eurocopa de Portugal 2004. Actualmente es el segundo jugador con más partidos para el combinado danés (126), y uno de los máximos realizadores al haber anotado 21 goles.

jueves, 16 de noviembre de 2017

De cerca: Simun Samuelsen.



- Hay jugadores que si su entrenador exige un utillero, son capaces de ejercer como tal solamente por cumplir con su compromiso profesional. Ese debe ser el caso de Símun Eiler Samuelsen, un futbolista capaz de jugar en varias posiciones y de adaptarse a cualquiera de las dos bandas. Es un mediocampista bastante completo.
Parece que su cometido con la selección feroesa es el de sumar más internacionalidades para seguir escalando puestos y así figurar como el jugador con más apariciones. De momento no llegó a los cincuenta partidos.

Solo salió de su país para jugar en las ligas vecinas de Noruega o Islandia, jugando para equipos como el Notodden y el Keflavík respectivamente. Samuelsen Nació en Vágur (Islas Feroe), el 21 de mayo de 1985.

Afrontando ya los últimos años de su carrera deportiva, Simun ha jugado en casi todas las posiciones del campo desde que se inició como futbolista. Al final se perfiló como jugador de ataque, llegando a jugar como delantero o centrocampista. Por el medio suele jugar como pivote o extremo, tanto por un carril como por el otro.
Interior, lateral, central,... No hay función con la que este versátil jugador no sepa cumplir. Es un tipo con arrestos, trabajador y talento. Tiene una derecha potente y visión de juego, y cuando juega más arriba tiene gol.

Este espigado mediocampista empezó jugando de todo, cumpliendo con todas esas misiones que le encomendaba su entrenador destacando en el fútbol feroés. Es así como en los comienzos del nuevo milenio consiguió entrar en su primer equipo profesional, cuando firmó por el VB Vágur en 2001.

Se estrenó en la Effo Deildin jugando veinte partidos en los que marcó sus primeros goles como profesional. Al medio feroés no le costó mucho hacerse con la titularidad, llamando la atención a otros clubes que pujarían por hacerse con sus servicios.
Tras una buena temporada, el GÍ Gøta confirmaría el fichaje de Samuelsen, que en cuestión de poco tiempo no solo sería uno de los jugadores más activos de la plantilla, además consiguió participar en sus primeros partidos internacionales para el equipo nacional de las Islas Feroe.

Abandonó la entidad de Serpugerdi después de un año en el que jugó 26 partidos de liga e hizo cinco tantos. También jugaría una temporada en las filas del Vágs Bóltfelag, con el que mantuvo su rol de protagonismo incrementando su cifra goleadora con siete dianas.

Su salida al extranjero se produciría en el verano de 2005 tras ingresar en la disciplina del Keflavík, escuadra con la que conocería la Úrvalsdeild Karla. Sin embargo no estaría mucho tiempo en este equipo, al que estuvo vinculado dos temporadas. Al año siguiente se iría cedido al Notodden FK, después de jugar 35 partidos con el Keflavík.
En Noruega estaría media temporada jugando sus primeros partidos en la Eliteserien. Samuelsen hizo dos goles en sus ocho apariciones ligueras, y al final del curso retornaría a Islandia para seguir jugando en su anterior club.

En la liga islandesa jugó 39 partidos más en los que marcó nueve goles. Su magnífico rendimiento en el Keflavik valió para que uno de los clubes más destacados de su país le ofreciese un buen contrato, así que en 2010 se comprometió con el  HB Tórshavn, equipo para el que juega actualmente y ya afronta su séptima temporada mientras continúa sumando internacionalidades con el equipo nacional.

En sus 44 apariciones con la selección feroesa, Samuelsen hizo un gol frente a Israel. 

- Su estreno internacional fue bastante tempranero. Simun Samuelsen tuvo unos buenos comicios en la liga feroesa que le llevaron a ser convocado por el combinado nacional de las Islas Feroe tras recibir la llamada del seleccionador Henrik Larsen.

Samuelsen hizo su debut con las Islas Feroe en un partido amistoso celebrado en abril de 2003 contra la selección de Kazajstán. Su trabajada trayectoria a nivel de clubes le mantuvo en la internacionalidad durante los años siguientes, llegando a cumplir de momento con 44 partidos en los que anotó un gol frente a Israel, en un partido clasificatorio de cara al Mundial de Alemania.

¿Te acuerdas de Erik Mykland?



- Uno de los futbolistas más populares del fútbol noruego es Erik Mykland, cuya vida deportiva fue llevada al cine por el director Thomas Robsahm. Pero no creemos confusiones, ya que este jugador no es el protagonista de "Jesucristo Superstar" ni es el mismísimo Jeff Bridges de "El gran Lebowski". Simplemente es el protagonista de su propia película, "Myggen", la película de un genio del fútbol que fue carne de polémica en torno a sus idas de olla.

Fue un jugador importante de la selección noruega cuando ésta sorprendía en las competiciones internacionales. Es por ello que acabó siendo uno de los futbolistas que más veces jugaron para Noruega, que además jugó al fútbol en países como Alemania, Holanda o Grecia.

Su imagen deportiva se vio empañada por sus frecuentes salidas nocturnas, por sus vicios con el alcohol y las drogas. Todo esto va acompañado de su aspecto bohemio, sin afeitar y su relajado estilo de vida. Así de extravagante y peculiar era Mykland.
Pero más allá de apariencias y polémicas, hay que reconocer que este mediocampista tenía un especial talento que le llevó a ser uno de los mejores futbolistas del Norte de Europa. Jugaba como mediocampista de contención y no había balón que pasara por el centro del campo sin que Erik quisiera manejar. Era un incansable luchador y un tipo con calidad de sobra.

Nació en Risør (Noruega), el 21 de julio de 1971. Con el equipo de su ciudad natal empezó a jugar al fútbol, hasta que a finales de los ochenta abandonaría el Risør FK para ingresar en las filas de un modesto club noruego llamado Bryne.

En 1989 consiguió debutar como profesional con el Mundial de Italia a tiro de piedra. Sin embargo aún era joven para asistir a un evento de tanta importancia, así que en plenas pautas de formación ingresaría en las filas del Start sin llegar a acabarse el ejercicio 1989\90.
Con el conjunto de Kristiansand estuvo jugando durante casi siete temporadas. Tuvo 159 apariciones en las que consiguió hacerse un hueco en la selección nacional. Sus últimas actuaciones, con las del Mundial de USA inclusive, causaron que muchos clubes se interesasen por Mykland tras jugar para el Utrecht en la liga holandesa.

Llegó al F.C. Linz en 1996 para jugar en la Bundesliga austriaca. Durante una campaña participó en 28 partidos antes de irse a Grecia para incorporarse al Panathinaikos, equipo en el que jugaría los tres siguientes años.

Tras un exitoso por la liga griega, Mykland se trasladó a Alemania para fichar por el 1860 Munich, equipo con el que debutaría en la Bundesliga durante la campaña 2000\01. Jugó 26 partidos y su estancia en el conjunto muniqués no pasaría de ahí, ya que al año siguiente se confirmaría su pase al Copenhague.
En la Superliga danesa tuvo dos buenos años en los que gozó de protagonismo cuando ya había agotado su experiencia internacional a causa de su polémica actitud fuera de los terrenos de juego. En el Copenhage hizo un gol y jugó 51 partidos.

Volvió a su país en 2008 para vestir otra vez los colores del Start, donde solamente estaría una temporada. Acabaría su carrera jugando en la tercera división noruega como miembro del Drammen, con el que dijo adiós al fútbol en 2009.

La Eurocopa de Bélgia-Holanda 2000 fue el último reto internacional de Erik Mykland.

- Durante una década representó a la selección de Noruega, jugando un total de 78 partidos en los que marcó dos goles. Mykland hizo su debut con el equipo nacional el 7 de noviembre de 1990, en una victoria por 3-1 en Túnez. A partir de entonces empezó a ganarse un gran protagonismo para participar en la siguiente Copa del Mundo, la de los Estados Unidos 94.

Participó en el Mundial de 1994 y en el de Francia 98. En éste último fue descubierto en estado ebrio junto a su compañero Henning Berg, algo que perjudicaría bastante a su reputación. Aún tuvo tiempo de acudir a la Eurocopa de Bélgica-Holanda, el último evento importante de Erik como internacional.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

De cerca: Joel Pohjanpalo.



- Actualmente es la máxima referencia del ataque del equipo nacional de Finlandia. Su paso por clubes como el Fortuna Düsseldorf y Bayer Leverkusen demuestra que es un jugador capaz de competir en las ligas más altas de Europa. Despuntar con el Helsinki fue determinante para que el atacante acabase debutando la Bundesliga.
Lleva casi una treintena de apariciones internacionales con la selección finesa habiendo demostrado que tiene gol desde que actuaba para las secciones menores. Seguro que os suena y mucho el nombre de Joel Pohjanpalo.

En Finlandia es muy conocido, un ídolo. En Europa ya empieza a sonar con fuerza y muchos clubes pretenden hacerse con sus servicios. Pohjanpalo nació el 13 de septiembre de 1994 en la capital finlandesa de Helsinki.

Ha nacido para el gol, pero no solamente sabe jugar como delantero. Tiene suficiente calidad como para jugar en segunda línea. Se le ha visto actuar como mediapunta o como extremo derecho. Es el típico ariete que sabe utilizar las dos piernas, va bien de cabeza y es capaz de hacer goles casi con cualquier parte de su cuerpo.
Es un futbolista fuerte, atrevido, solidario en defensa y muy trabajador. Se mueve muy rápido en los desmarques, es de los que se asocian con el compañero para buscar huecos y de los que encuentran el camino del gol con facilidad.

Pohjanpalo es producto de la cantera del Helsinki, aunque antes estuvo jugando para el PK-35 Vantaa, equipo para el que estuvo jugando desde finales de los noventa. Ahí comenzó a desarrollar su carrera juvenil hasta 2005, momento en el que ingresaría en las filas del HJK Helsinki para continuar con su formación.

Jugó en las secciones inferiores del club capitalino y ya muchos contaban con un debut tempranero, aunque no sería con el primer equipo, ya que tras acudir a varias sesiones de entrenamiento con el equipo de profesionales, Joel acabaría debutando para el equipo filial.
Con el Klubi-04 jugó a lo largo del curso 2010\11. Durante todo el año se mostró muy goleador, hizo 33 goles en 26 partidos, lo que causaría la admiración del entrenador, que en poco tiempo le ascendería al primer equipo.

Como era de esperar, Pohjanpalo tendría su ansiado debut en la Veikkausliiga. Con diecisiete años de edad, el atacante finés renovó su contrato con el club de Telia y ya en su primera aparición liguera se luciría con un hat-trick frente al Mariehamn.

Que no le garantizasen la titularidad en el Liverpool, Joel rechazó irse al club de Anfield tras superar una prueba de tres días. Terminó la temporada 2012 en el HJK haciendo diecinueve goles en 42 partidos entre todas las competiciones.
Estuvo un año más antes de aterrizar en Alemania. El delantero abandonaría la disciplina del Helsinki habiendo dejado unos números de cincuenta partidos en los que marcó dieciséis goles. En 2013 aceptaría una oferta para incorporarse al Bayer Leverkusen.

Debutaría en la Bundesliga, aunque durante su etapa en la entidad BayArena también jugó cedido para otros clubes alemanes. En su primer año de contrato jugó para el VfR Aalen, y al año siguiente lo haría en el Fortuna Düsseldorf, con el que dejaría trece goles en más de cincuenta partidos. Actualmente sigue perteneciendo a la escuadra de Leverkusen, con la que ya ha marcado sus primeros goles en una de las ligas más prestigiosas del planeta.

Los goles de Pohjanpalo en la Veikkausliiga le hicieron debutar con el equipo de mayores de Finlandia.

- Con diecisiete años ya empezó a asistir a sus primeros compromisos internacionales hasta llegar al equipo Sub-21. Tampoco pasaría mucho tiempo para que Joel Pohjanpalo debutase con el equipo de mayores, ya que sus actuaciones en la Veikkausliiga finlandesa serían determinantes para que el seleccionador Mixu Paatelainen contase con el gran goleador.

Pohjanpalo debutó el 14 de noviembre de 2012, en un partido frente a Chipre que termnió con 3-0 para la selección finlandesa. Hasta la actualidad, el atacante de Helsinki ya acumula 29 internacionalidades en las que ha anotado seis tantos.

martes, 14 de noviembre de 2017

¿Te acuerdas de Christian Holst?



- Pudo jugar para la selección de Dinamarca por nacimiento, pero Christian Lamhauge Holst acabaría representando al equipo nacional de las Islas Feroe para honrar sus raíces por parte materna. De esta manera, este mediocampista acabaría superando las cincuenta apariciones internacionales desde que debutó en 2003.
También desarrolló toda su carrera a nivel de clubes en tierras danesas, ya que tras despuntar en el Svendborg, posteriormente jugó para equipos como el Silkeborg o el Fremad Amager, ambos de la Superliga danesa.

De padre danés y madre feroesa, Holst nació en Svendborg (Dinamarca), en el día de Navidad de 1981. En su municipio natal empezó a jugar al fútbol en pequeños clubes que le catapultarían a la profesionalidad en cuestión de poco tiempo.

Con un cierto parecido a Iván De la Peña, era un jugador que se adaptaba perfectamente a varias posiciones. Además de moverse por el centro del campo como lo hacía el santanderino, Christian podía ocupar hasta las posiciones de delantero o extremo izquierda, ya que en ataque era un experto en crear peligro.
Como mediocampista sabía organizar el juego, recuperar balones y ordenar a sus compañeros. Al final fue su talento como goleador lo que hizo que acabase jugando como nueve en muchas ocasiones, pues gol no le faltaba.

Finales de los noventa. Christian compitió en los niveles menores y en poco tiempo consiguió entrar en el equipo más importante de Svendborg al incorporarse al Thurø Boldklub. En este club empezaría a trabajar su formación con mayor ahínco hasta conseguir convertirse en profesional.

En la pequeña isla danesa se hizo bastante popular por hacer un fútbol dinámico, eficaz y llamativo. Sobre todo destacaba por su gol, y eso le hizo abandonar el conjunto de Thurø en los inicios del nuevo siglo para ingresar en la disciplina del Svendborg FB.
Durante su primera temporada no contó con las suficientes oportunidades como para hacerse con protagonismo dentro del equipo titular, pero ya al año siguiente empezó a ganar cada vez más minutos, hasta hacerse imprescindible en la alineación. De esta manera, en sus dos primeros años como profesional sumó un total de treinta partidos en los que hizo diecisiete goles.

El gol es lo que le hizo llegar lo más arriba posible en su carrera deportiva, sobre todo cuando llegó al Lyngby BK en 2003, con el que tuvo tan buenos inicios que en poco tiempo ya sería citado para formar parte de la selección feroesa, algo que el atacante danés aceptó encantado por sus raíces feroesas.

Cinco años pasó jugando para el Lyngby, donde gozó de la titularidad desde el primer momento en que llegó al club. Durante su largo periodo ligado al conjunto de Kongens, el atacante de Svendborg participó en 133 partidos en los que sorprendió con setenta goles.
Abandonó el Lyngby en 2008 para ingresar acto seguido en uno de los más destacados clubes de la Superliga danesa, el Silkeborg. Hasta seis años estuvo en esta entidad, siendo un jugador bastante activo que participó en 179 encuentros de liga e hizo 47 goles.

Sus últimos pasos los daría con el Fremad Amager, con el que ya jugaría a medio gas antes de decir adiós al fútbol en 2016. Pero Holst no quiso asilarse y dejar el fútbol por siempre, puesto que pronto recibiría una oferta para entrenar al Hvidovre IF, al que solamente dirigiría durante el pasado curso 2016\17. Actualmente se halla entrenando al BK Frem.

Partido entre Grecia y las Islas Feroe en el que vemos a Christian Holst realizando un disparo. 

- Fue su sangre materna la que le empujaría a defender los intereses de la selección de las Islas Feroe, y eso que, por su nivel demostrado, bien pudo jugar para Dinamarca. Finalmente aceptaría el reto de jugar para el combinado nacional feroés.

Holst debutaría finalmente en el mes de septiembre de 2003. Cuatro años después participaría en un buen número de partidos internacionales para ayudar a la selección isleña en las fases clasificatorias para la Eurocopa de 2008. Hasta 2015 siguió compitiendo internacionalmente, llegando a sumar un total de 51 partidos en los que marcó seis goles.

lunes, 13 de noviembre de 2017

De cerca: Martin Vingaard.



- Jugador ambidiestro que puede jugar en varias posiciones del medio del campo. Su magnífico rendimiento en la Superliga danesa le llevó a tener sus primeras citas internacionales con el equipo nacional de Dinamarca, con el que llegó a participar en nueve partidos.
Ya en su época veterana, este centrocampista aceptó el reto de jugar en la Major League Soccer con el Tampa Bay Rowdies, después de jugar para varios clubes daneses como el F.C. Copenhague o el Nordsjælland, con los que tuvo bastante protagonismo en la competición danesa.

Martin Vingaard Hansen nació en Odense (Dinamarca), el 20 de marzo de 1985. En equipos modestos de su municipio natal encontró la llave para acabar jugando en equipos de mayor rango nacional después de iniciarse en el Skt. Klemens.

Es un pivote que puede jugar defensiva u ofensivamente. También sabe moverse como mediapunta o en banda como extremo, normalmente por la izquierda. Pero su mejor rendimiento llega cuando actúa por la medular, luciendo una gran técnica y un exquisito manejo del balón. Tiene visión de juego, pase y gol.
En banda se defiende con su desborde y facilidad a la hora de buscar el peligro, ya que es un gran asistente que mete buenos pases al área. En el centro del campo se desempeña con libertad y mando, es un jugador con carisma dentro del vestuario y eso se traslada al terreno de juego.

A finales de los noventa ingresó en el Skt. Klemens, con el que empezó a desarrollar su carrera juvenil para después pasar a jugar en el Dalum, un modesto club de la segunda división danesa en el que estuvo hasta 2003.

En su Odense natal seguiría jugando para el Boldklubben 1913, club con el que todavía competiría en la categoría de plata hasta dar el salto al fútbol de élite en Dinamarca. Después de dos buenas temporadas se incorporaría al Esbjerg fB en 2005.
Con el club de Blue Water Arena se convertiría en un futbolista importante, ya que participaría en bastantes partidos de la liga danesa, concretamente 79. Vingaard marcó dieciséis goles en su gran reto para acabar jugando en los clubes más grandes del país.

Fichó por el Copenhague en 2009. Su vida deportiva había dado un paso gigantesco al conseguir ser seleccionado para jugar con el equipo nacional de Dinamarca, con el que tuvo sus primeras apariciones mientras seguía destacando en la liga nacional.

Con el conjunto capitalino conquistó sus primeros títulos a nivel de clubes. Ganó tres campeonatos de liga y dos Copas de Dinamarca formando parte del equipo como uno de los jugadores más importantes durante las cuatro campañas que estuvo jugando para el Copenhague.
Tuvo casi un centenar de apariciones y volvió a marcar dieciséis goles. Mantuvo su rol internacional en un gran estado de forma que causaría el interés de otros clubes, que intentaron hacerse con los servicios del mediocampista de Odense.

En 2013 se marchó al Nordsjælland, con el que mantuvo la buena línea que llevaba hasta entonces. Jugó 91 partidos en la Superliga danesa antes de aceptar el reto de jugar en la exótica MLS como miembro del Tampa Bay Rowdies, con el que posiblemente asuma los últimos años de su carrera deportiva.

Después de debutar en mayo de 2008 frente a Holanda, Vingaard jugó ocho partidos más con Dinamarca. 

- Su experiencia internacional comienza jugando para las secciones menores de Dinamarca, con los equipos Sub-19 y Sub-20. Tres años tuvo que esperar Martin Vingaard para volver a representar a su país sobre el césped, aunque esta vez sería con la absoluta.

Vingaard participó en nueve partidos con el combinado danés y marcó un gol. Su debut se produjo el 29 de mayo de 2008, en un partido amistoso frente a los Países Bajos que terminó con empate a uno. Después de tener ocho oportunidades más, el mediocampista dejaría de actuar para su selección a partir de 2011.

Lo más destacado

¿Te acuerdas de Alfie Haaland?

- Lo normal es escuchar su apellido y que nos venga a la cabeza Erling Haaland , uno de los mejores delanteros del momento que también repre...